Canal RSS

Ensalada templada de brotes con salteado de verduras y espuma de queso

Esta primera entrada está dedicada a todos los que encuentran en el mundo vegetal un sinfin de emociones y sabores.

Empiezo una nueva etapa, nueva vida y nuevos horizontes. Por primera vez he asistido a un curso de cocina, mi gran afición desde bien pequeñita, y quiero empezar este blog con una de las recetas aprendidas, adaptada a mi manera. Porque de eso va este blog, de coger recetas de otros y hacerlas a mi manera, adaptarlas a mi gusto, y compartirlo con todo aquel que me quiera leer. Empecemos!

image

 

Ingredientes:

Para la espuma:

  • 1 brick de nata de 200 ml
  • una cuña de queso Idiazábal de unos 150 gr
  • 1 carga de N2O y un sifón. Si no tienes, podemos utilizar lecitina y una batidora

Para el salteado:

  • 50 gr de champiñones laminados
  • 50 gr de tomates cherrys
  • 1/2 manzana golden
  • 1 bolsa de ensaladas de brotes tiernos (canónigos, espinacas, rúcula, etc)

Para la vinagreta:

  • 3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cs de vinagre de Módena
  • 1/2 cc de mostaza de Dijon
  • 1 cc de miel
  • un puñado de avellanas o anacardos, según tu gusto

Empecemos preparando la espuma. Necesitaremos las cortezas del queso, con un grosor aproximado de 1 cm. Las pondremos con la nata a calentar en un cazo. Lo que pretendemos es infusionar el queso para que impregne con su esencia la nata, asi que lo dejaremos cociendo a fuego suave unos 15-20 minutos sin dejar que llegue a hervir. Si podemos hacer esto la tarde anterior mejor, dejaremos la mezcla toda la noche en la nevera. lo dejamos perder temperatura mientras trabajamos el resto de ingredientes.

En una sarten con unas gotitas de aceite, vamos a saltear las verduritas. Yo he elegido el champiñón porque no quiero restarle protagonismo al sabor de la espuma, el tomate para meter color y frescura, y la manzana para añadir un toque un pelín dulce, sin exceso, y una textura crujiente.  Si prefieres, puedes cambiar el toque dulce por uno un poco más ácido utilizando la variedad granny.  Echamos primero los champiñones, lavados y laminados. Los salteamos un par de minutos, lo justo para que adquieran un poco de color. A continuación los tomatitos partidos por la mitad, le damos otro par de vueltas, y por último la manzana, laminada a un tamaño similar a los champiñones. Salpimentamos ligeramente y retiramos del fuego. Lo mantenemos tibio hasta el momento de montar el plato. Por último, lavamos los brotes de las ensaladas elegidas y las reservamos bien escurridas.

Ya sólo nos queda preparar la vinagreta. Pondremos todos los ingrediente juntos, excepto los frutos secos, y los batimos hasta conseguir que emulsionen. Si teneis a mano ese batidor a pilas del Ikea que se utiliza para montar leche, os puede hacer el trabajo duro rápidamente. Otra buena manera es poner los ingredientes en un biberón y agitar enérgicamente hasta que emulsione. Si no dispones ni de lo uno ni de lo otro, pon los ingredientes en un cuenco, coge un tenedor y empieza a batir. Te llevará unos 5 minutos conseguir un buen resultado, pero te aseguro que merece la pena. Como hemos utilizado un vinagre de Módena, mi favorito, el color será oscuro y brillante. Si prefieres un vinagre de vino blanco o de manzana, el resultado será clarito, con el dorado espectacular del aceite y muy brillante. Los frutos secos simplemente machácalos en el mortero, pero no demasiado, es nuestro toque crunch.

Recuperamos la infusión de Idiazábal, que ya estará fria, retiramos las cortezas y lo echamos al sifón. Si nos han salido grumitos, tendremos la precaución de colar el líquido. Cerramos el sifón y le ponemos una carga. Si nuestro sifón es grande, de capacidad de 1 litro, meteremos dos cargas. El mio es de 500 ml y con una carga tengo suficiente. Ponemos bocabajo, agitamos varias veces hasta notar que el líquido espese y ya tenemos preparada la espuma. A falta de sifón, añadiremos a la nata 1 cc de lecitina y batiremos. Es recomendable utilizar un recipiente alargado ya que la espuma se irá formando en la superficie y cuanta más superficie tengamos, más espuma conseguiremos. Retiramos con una cuchara y seguimos batiendo hasta tener tante cantidad como necesitemos.

el montaje que os presento en la fotografía lo he hecho así: con un molde redondo, amontonamos en el centro de la fuente el salteado de verduras. Alrededor colocamos los brotes verdes a modo de corona. Ponemos la espuma sobre las verduritas; si utilizamos el sifón, será como poner nata montada. Por último ponechos unos chorritos de la vinagreta sobre los brotes verdes y los frutos secos sobre la espuma. Si has optado por hacer la espuma con lecitina, pon los frutos secos sobre las hojas verdes para no perder volumen.

Imagen

Esta ensala es ideal para abrir el apetito en una cena íntima con esa persona especial. Puedes acompañarla con una buena carne a la plancha, todo regado con un vino tinto, no muy fuerte, tal vez un Rivera de Duero. Enciende las velas, abre el vino, sirve la cena y disfruta de la compañía, el resto lo dejo a tu imaginación 😉

Anuncios

Acerca de Al punto de Nieves

Aficionada y enamorada de la cocina

»

  1. Tiene muy buena pinta!!!

    Esperamos nuevas publicaciones.

    Suerte con el blog!

    Responder
  2. Riiiiiiiico! Muy buena la espuma, así queda ligero y no aplasta los brotes. Estupendo comienzo

    Responder
  3. Pues la verdad q tiene una pinta…Mmmmmm,tomo nota 😉 , q ya sabes q a mi lo d la cocina…jiji

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: