Canal RSS

Archivo de la categoría: platos saludables

Ensalada de col

Ensalada de col

Con tanto calor no se me ocurre nada mejor que una ensaladita para comer al mediodía. Y como seguimos con el reto de hacer ensaladas distintas, esta no lleva ninguno de los ingredientes típicos, ni lechuga, ni tomate ni nada por el estilo. Y no por ello no está rica! Espero que os guste!!

Ingredientes:
Media col
2 zanahorias

2 manzanas golden

2 rodajas de piña

Unos tacos de fiambre

6 cucharadas colmadas de mayonesa

1 cucharada de vinagre de manzana

1-2 cucharaditas de azúcar

Sal

Pimienta

1-2 cucharaditas de mostaza
Cortamos la col en tiras muy finas, lavamos y dejanos escurrir.

  
Pelamos las zanahorias y la rallanos, si es con un rallador de trama gorda mejor.

  
Pelamos las manzanas y las cortamos en taquitos. Hacemos el mismo tipo de corte con la piña.

Recuperamos la col, le añadimos el viñagre y el azucar, removemos bien machacando un poco con la cuchara. Tapamos y dejamos reposar en la nevera.

Preparanos la salsa, es muy sencilla, sólo tenemos que mezclar la mayonesa con la mostaza y aliñar con sal y pimienta al gusto.

En una ensaladera mezclanos todos los ingredientes, incluidos los tacos de fiambre, yo le he puesto de pavo. Es probable que la col haya soltado su jugo, lo aprovechamos añadiendolo a la salsa. 

  
Con todo mezclado, echamos la salsa y removemos para que todo quede bien impregnado. Dejamos reposar en la nevera otra media horita mínimo y lista para servir. Espero que os guste!!

  

Ensalada de fresas

Ensalada de fresas

Con este calorcito lo que más apetece son platos fríos y refrescantes. Así que empezamos una tanda de ensaladas sorprendentes, renovadas, donde las frutas serán las protagonistas. Hoy le toca a las fresas, te animas a probarla?

Ingredientes:

– 1 Aguacate

– 150 gr de espinacas baby

– 150 gr de fresas

– 1/2 taza de quinoa

– 1 cc de mostaza de Dijon

– 1 cs de miel

– 1 Lima

– 1 cc de semillas de sésamo 

– 4 cs de Aceite oliva vírgen extra

– un puñito de nueces peladas

– 1 cs de queso feta rallado

 –  Sal y Pimienta al gusto

Para empezar, lava y pon a cocer la quinoa, sigue las instrucciones del envase para que te quede en su punto.
Mientras prepara el resto de ingredientes: lava bien las espinacas y las fresas. Si son espinacas baby las puedes servir tal cual, pero si lo prefieres puedes trocearlas. Pica las fresas en láminas. Sige con el aguacate, pícalo en cubos pequeñitos.

Mezclalos todos en un bol terminando de añadir las semillas de sésamo, las nueces y el queso feta.

Para aliñar, prepara una vinagreta con el resto de ingredientes y sirve bien fresquita.

Gracias al aporte de la quinoa y la espinaca, tendrás un plato completo y equilibrado. Que aproveche!!

  

Tartar de atún

Tartar de atún

Después del éxito que ha tenido mi Tartar de salmón, no podía dejar de publicar su versión con atún. Es una de mis elaboraciones favoritas, y cómo veréis muy sencilla y rápida de preparar.
Ingredientes:

300 gr de atún rojo
1 tomate
1 aguacate
1/2 cebolla roja
1 cp semillas de sésamo 

Para el aliño:

1 cp aceite sésamo 
1 cp mirin
1 cp vinagre de arroz
4 cs de salsa de soja
4 cs se aove
1 lima exprimida
1 cs cilantro picado

Pica el atún y el aguacate y mezclalos. Las mejores piezas de atún son el lomo, que tiene una carne compacta y con pocas espinas.

  
Pela y pica muy finos la cebolla y el tomate y agrega.

En un pequeño recipiente, pon todos los ingredientes del aliño y emulsiona con un batidor eléctrico. Si no tienes, utiliza las varillas y mucha energía. Una vez listo, añadelo al tartar y mezcla suavemente para que todos los elementos se mezclen uniformemente. 

  
Por último espolvorea las semillas de sésamo. Deja reposar en la nevera al menos un par de horas.

A la hora de servir, acompáñalo con pequeñas tostadas y si te gusta el picante, añádele wasabi en la cantidad que tú elijas.

  
El resultado te sorprenderá, un aperitivo muy fresco y con marcadas notas orientales. Si prefieres un aliño más sencillo, simplemente mezcla aceite de oliva, lima y sal, deja macerar en la nevera, y listo! Más fácil imposible 

  
Os he dicho que me estoy aficionando a los gin tonic? 😂😂😂 Añádele buena compañía y ya tienes la velada perfecta!

Buen provecho!

Estofado de alubias marineras

Estofado de alubias marineras

Ahora que por fin llega el frio apetecen más los platos de cuchara. Este que os presento es un plato que requiere tiempo por su preparación: cocer y limpiar mejillones, limpiar y trocear la pota y las setas… Yo soy de las que le gusta trabajar el producto, pero si eso no es lo tuyo, siempre puedes comprar mejillones en conserva al natural y la pota ya limpia 😉Hagas lo que hagas, seguro que te queda un plato de diez!
  
Ingredientes:

– 200 gramos de chirlas

– 500 gramos de mejillones

– 150 gramos de setas (yo he utilizado shiitake deshidratadas, las pones en agua caliente una horita y listas para guisar)

– 150 gramos de champiñones, la variedad que más me gusta son los portobello

– 400 granos de alubias cocidas, en mi caso, alubias blancas aunque con cualquier otra legumbre seguro que funciona (tengo que probar con soja!)

– 1/2 cebolla

– 1 tomate

– 1 vaso de vino blanco

– 1 vaso de caldo de pescado

– ajo, laurel y sal al gusto
Preparación:

Ponemos las chirlas en un recipiente cubiertas de agua para que suelten la arena. Les vamos cambiando el agua cada rato.Cocemos los mejillones con 1/2 vaso de agua y 1/2 vaso de vino blanco, tres hojas de laurel y 2 ajos chafados. Damos un golpe de calor y cuando empiece a hervir, cortamos el fuego y reservamos. Cuando temple, sacamos los mejillones de las conchas y colamos el caldo. 

En una sarten grande, sofreimos un ajo picado con 1/2 cebolla y 1 tomate. Añadimos 1/2 vaso de vino y 1 vaso de caldo de pescado y ponemos a cocer la pota limpia y troceada por 10 minutos. 

En otra sarten, salteamos las setas y los champiñones con un ajo muy picado y perejil. Regamos con un chorro de caldo de pescado y de vino. 

  
Cuando el guiso de pota esté listo, le añadimos las chirlas, los mejillones sin concha, las alubias cocidas y el salteado de setas. Si está muy seco, añadimos un chorro del caldo de los mejillones y salamos al gusto. Dejamos a fuego suave 5 minutos y listo para servir. 
 

Magdalenas de calabaza

Ingredientes:

250 gr de harina integral
100 gr de salvado fino de avena
100 gr de semilla de lino
10 gr de levadura fresca de panadero
1 cc de bicarbonato
2 cc de canela
1/2 cc de jengibre en polvo
1/2 cc de nuez moscada molida
100 gr de puré de calabaza
2 huevos grandes
3 cs de aceite de oliva
300 gr de leche desnatada
2 cc de extracto de vainilla
1 puñito de pasas sultanas
1 puñito de nueces peladas

20150121-174206.jpg

Preparación:

En un bol mezclar los ingredientes secos: harina, salvado, semillas, especias y bicarbonato. Ponemos la leche en un vaso y la calentamos un poco en el microondas, pero sin que llegue a cocer. Eso nos ayudará a deshacer la levadura de panadero simplemente batiendo con un tenedor, hasta que espume. En otro recipiente bien grande, batimos los huevos y añadimos el puré de calabaza, el aceite, el extracto de vainilla y la leche. A esta mezcla vamos incorporando poco a poco y sin dejar de mezclar, los ingredientes secos. Al final tenemos una pasta donde sólo nos falta por añadir las pasas y las nueces.

Repartimos en moldes de magdalenas, nos pueden salir 12 o 13 magdalenas. Con el horno precalentado a 180 grados, las metemos y dejamos hacer por unos 12 o 14 minutos, dependiendo de cada horno. Para saber si ya están listas, sólo hay que pinchar en el centro de una de ellas con un palillo. Si sale seco ya las podemos retirar pero si aún está húmedo, las dejaremos un par de minutos más y volveremos a probar. Cuando ya estén listas, las sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

20150121-174309.jpg

Galletas de avena

Estas galletas no llevan huevo, ni harina, ni lácteos, no tienen grasas, son ideales para todos y especialmente para quienes padecen algún tipo de intolerancia alimentaria, incluso son estupendas para quienes quieren controlar la dieta y el aporte energético que consumen, pudiendo disfrutar de unas deliciosas galletas sin remordimientos. Y si tu bebe ya ha empezado a tomar alimentos con gluten y fruta, se convierten en un bocado perfecto para ellos.

Ingredientes

100 gramos de copos de avena,
200 gramos de compota de manzana casera.

Elaboración

La compota de manzana casera es muy sencilla de preparar: la fruta se cuece a fuego lento hasta que esté muy tierna, después se tritura y si se desea más espesa, se pone de nuevo a cocer a baja temperatura para que vaya evaporando agua (se puede llegar a hacer tan densa como esta mantequilla, pero no es necesario). En este caso mejor que queden con juguillo.

Unas manzanas dulces pueden ayudarnos a evitar tener que añadir endulzante a la elaboración de estas galletas, pero siempre podéis ajustar el punto de dulzor a vuestro gusto, sea con azúcar, miel o edulcorante. Recordad que si las vais a hacer para bebes, no se recomienda poner ningún tipo de edulcorante ni azucar.

La elaboración de las galletas es así de sencilla: pon en un cuenco los copos de avena y la compota, mezcla bien y cubre el recipiente, déjalo en el frigorífico para que repose y la avena se ablande. Puedes hacerlo unas horas antes, a mi me gusta dejar la mezcla reposar toda la noche para hornearlas por la mañana.

Cuando la masa, que será como una pasta, este lista, precalienta el horno con calor arriba y abajo a 200º C. Toma porciones de la masa con una cuchara y ve depositándolas en la bandeja del horno cubierta con teflón o papel vegetal. Con la base de la cuchara, aplástala formando una capa fina y procurando que queden redondas, aunque la forma es lo de menos. También se podrían hacer gorditas, el resultado son unas galletas blandas.

Hornea las galletas de avena y manzana durante 20 o 30 minutos, según el grosor que les hayas dado, y después ponlas a enfriar sobre una rejilla. Quedarán ligeramente crujientes por fuera, pero son unas galletas tiernas. Una buena base de galletas caseras y saludables, que nos da pie a hacer algunas variantes, como incorporar extracto de vainilla, piel de cítricos rallada, unos frutos secos, chocolate… Y si a tu bebe le han gustado, puedes probar a hacerlas de zanahoria, patata o plátano.

20151104-212023.jpg

20151104-212049.jpg

Crema de calabacin

Ingredientes:

1/2 cebolla
2 cs de aceite de oliva
2 dientes de ajo
2 zanahorias
1 nabo blanco
1 calabacín
2 cs de queso de untar light
1 cs de queso parmesano rallado
sal y pimienta

Preparación:

En una cazuela ponemos unas 2 cucharadas de aceite de oliva a calentar y echamos la cebolla picada y el ajo a rehogar unos 4 minutos a fuego medio. Pelamos las zanahorias, las partimos en rodajas finas y las añadimos, dejamos rehogar otros 3 o 4 minutos pendientes de que no se quemen. Incorporamos el nabo y dejamos un par de minutos más. Por último añadimos el calabacín y echamos agua casi hasta cubrir.

Dejamos cocer por unos 20 minutos o hasta que veamos que todas las verduras estén bien hechas. Colamos y reservamos el caldo de la cocción. En un pasapurés trituramos las verduras aún calientes y añadimos el queso de untar hasta que se mezcle en la crema. Salpimentamos al gusto y servimos con una cucharada de queso parmesano rallado por encima.

20150121-174357.jpg